«Camí Fondo y Penyaroja tendrán un nuevo Centro de Salud si Valencia Unida alcanza responsabilidades de gobierno municipal. También reformaremos el actual centro de Trafalgar», afirman desde la formación.

Las entidades vecinales de Camins al Grau y especialmente los vecinos de Penyaroja llevan denunciando la situación de deterioro y saturación del Centro de Salud de Trafalgar cuya zona básica de salud integra un área delimitada entre la Avenida del Puerto, Eduardo Boscá, Calle Ibiza y Paseo de la Alameda que comprende los barrios de la Creu del Grau, Camí Fondo y Penyaroja con una población de 32.357 personas para los que el centro dispone de catorce médicos de familia y cinco médicos especialistas en pediatría.

Tanto los sindicatos como los propios trabajadores del centro llevan años denunciando que la media de pacientes por médico -antes de la pandemia- es de un mínimo de 45 pacientes diarios, una situación absolutamente insostenible que se ha agravado con la pandemia, y la saturación a causa de los contagios covid está provocando verdaderas situaciones límite entre el personal del centro sin que la Consellería de Sanitat haga nada al respecto.

Las colas frente al centro son habituales, según denuncian los usuarios, así como los retrasos, y es evidente el desgaste de los facultativos que se encuentran sobrepasados por la situación.

La formación política autonomista afirma que «la saturación no es el único problema del centro, los trabajadores hace apenas unos meses denunciaron las deficiencias en la climatización, provocando que médicos y pacientes soporten unas temperaturas superiores a los 30 grados en verano y se vean obligados a llevarse sus propias estufas en invierno, una situación completamente intolerable que supera los límites máximos y mínimos de temperatura exigida por la normativa de prevención de riesgos laborales».

Para más despropósitos, la estructura del edificio habría dado señales de deterioro con la caída el pasado mes de mayo de varios cascotes en la vía pública hacía la calle Trafalgar provenientes de su fachada, estando evidente y gravemente afectada ésta por humedades y hongos.

Hay suelo público para un nuevo centro de salud

«El abandono por parte del equipo municipal y de la Consellería de Sanidad al centro es absoluta; un centro que se encuentra además, como denuncian los vecinos, aislado de las principales líneas de bus urbano y en un lugar de difícil acceso para las personas de edad más avanzada», evidencian con indignación desde Valencia Unida.

Valencia Unida cree que la mejor solución es crear un nuevo centro de Salud en el Barrio de Penyaroja, atendiendo a las peticiones reiteradas de sus vecinos, que dé servicio a éste y a Camí Fondo, «un nuevo centro que podría ubicarse, previas las modificaciones urbanísticas pertinentes, en cualquiera de las tres parcelas de suelo público que quedan por ejecutar en el barrio y que se encuentran amenazadas por la recalificación impulsada por la vicealcaldesa y regidora de Urbanismo Sandra Gómez, mediante la modificación del PGOU y contra la que los vecinos, además de mostrar su oposición en manifestaciones y concentraciones, han presentado Recurso Contencioso Administrativo».

Apoyo a los vecinos

Valencia Unida muestra nuevamente su apoyo a los vecinos en sus protestas contra la recalificación de los solares públicos de Penyaroja y se compromete a establecer en su programa electoral municipal la construcción de un nuevo Centro de Salud, así como a reformar por completo el centro de Trafalgar para que sea un centro de atención sanitaria moderno, confortable y seguro, y exige a la Generalitat Valenciana medidas urgentes para reforzar la plantilla del centro y solucionar las deficiencias estructurales del edificio. Asimismo exige a la Concejalía de movilidad que establezca una parada de autobús en las inmediaciones del centro para el servicio de sus usuarios.