La formación política valenciana ha expuesto ante la Agencia Antifraude y el Síndic d’Agravis la promoción electoral de Compromís con fondos públicos bajo el subterfugio de una campaña de promoción del comercio local.

Valencia Unida, por medio de su secretario general, Fernando Chiva, ha denunciado hoy ante el Síndic d’Agravis y la Agència Valenciana Antifrau que la coalición Compromís utilizó hace unos días una campaña de promoción y apoyo al comercio local como escaparate de su marca política, a través de un panel publicitario en plena Plaça de l’Ajuntament, en el que, en palabras de Chiva «la formación catalanista se vanagloriaba del lanzamiento de unos bonos de 50€ para gastar en comercios de la ciudad».

Con cargo al contribuyente y en espacio público

En su escrito de denuncia, VLC Unida evidencia que «la formación política Compromís utiliza una campaña de promoción y apoyo al comercio local como medio de promoción electoral de su marca política, y lo hace además en espacios públicos y a cargo del contribuyente, tal y como se puede comprobar en los documentos gráficos adjuntos», y añade imágenes del panel publicitario comentado.

Chiva junto al panel publicitario de Compromís

Cuanto menos, ni ético ni estético

La formación autonomista solicita al Síndic que prescriba a Compromís abstenerse de dichas prácticas, «que consideramos desde VLC Unida poco éticas en términos políticos y poco estéticas de cara a la opinión pública». Valencia Unida apunta también «la posibilidad de que Compromís pudiera haber incurrido en un posible delito al utilizar fondos públicos para publicitar su marca política», por lo cual también ha puesto los hechos en conocimiento de la Agència Valencia Antifrau para su esclarecimiento.